Hay días en los que llegas a casa y notas que tu piel está sufriendo las consecuencias del estrés diario: luce cansada, sin brillo y tal vez esté llena de espinillas y puntos negros. Si deseas tener todos los beneficios de un facial sin salir de tu casa y con un costo mínimo, prueba esta mascarilla facial casera, que mantendrá tu piel hidrata, limpia, tonificada y te ayudará a reducir el acné.


Ingredientes:

  • 1 cucharada de miel
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharadita de aceite oliva

Instrucciones:

  1. Mezcla muy bien todos los ingredientes en un pequeño bowl.
  2. aplica la mascarilla sobre tu rostro, evitando el área de los ojos.
  3. Relájate. Deja actuar la mascarilla durante unos 15 a 20 minutos
  4. Enjuaga con agua tibia. Seca tu rostro. Verás como tu piel se siente más limpia, ligera y libre de esos molestos granitos.

Mas consejos en el blog de Victoria