El aspecto de nuestro hogar puede medirse como un reflejo de nuestra personalidad, cuidado y atención, si este se encuentra limpio, pintado y bien perfumado, o por el contrario está desordenado y sucio, además de modificar la calidad general de vida. De todos estos factores resalta la pintura, pues es el primer detalle a notar cuando pasamos nuestra mirada por los espacios internos y externos de nuestro hogar.

La pintura es uno de los primeros puntos que debemos tener en cuenta al remodelar o innovar en nuestra vivienda, por ello debemos hacerlo bien; escoger el color es decisión de tus gustos, pero el tipo de pintura a aplicar no es tan fácil. Existen en el mercado diversas composiciones de pinturas que la adecúan para un uso o para el otro y es necesario conocer los tipos de pinturas para el hogar para que no acabe con un mal aspecto, condiciones no deseadas o resultar en un desperdicio de dinero.

En este artículo te daremos a conocer un amplio abanico de tipos de pinturas para decorar el hogar que puedes utilizar, según el uso que se recomiende.

 

Pinturas al agua

Como su nombre lo indica, el disolvente del aglutinante es el agua. Esta es más fácil de aplicar, resultando menos duraderas. Esta pintura se seca rápidamente y no posee mucho olor. Dependiendo de la marca, puede ser lavable o no y tener un acabado satinado, mate o brillante. Es uno de los tipos de pintura para el hogar más popular y común.

  • Uso recomendado: Interiores.
  • No se recomienda: Exteriores o superficies muy expuestas.
  • Efectos secundarios: Puede llegar a desconcharse si la pintura lleva mucho tiempo o es de mala calidad.

 

Pinturas de aceite

El disolvente del aglutinante son diversos aceites. Esta pintura se seca lentamente, es resistente y puede resultar espesa durante el aplicado. Tiene generalmente un acabado brillante y su olor es moderadamente fuerte, y, junto con la pintura al agua, es una de las más utilizadas para decorar la casa.

  • Uso recomendado: Interiores, exteriores.
  • No se recomienda: Superficies a remodelar constantemente.
  • Efectos secundarios: Al usar una vez pintura de aceite sobre la superficie, es necesario aplicar las siguientes pinturas del mismo tipo.

 

Pintura de cal

Su principal componente es el hidróxido de calcio disuelto en agua y pigmentos para colorearlo. Tiene un bajo costo y suele destruir la materia orgánica, sin embargo, es de mala calidad. Tiene un acabado mate.

  • Uso recomendado: Interiores, es posible aplicarla en superficies rústicas como cemento.
  • No se recomienda: Madera, metal, yeso. Exteriores muy expuestos, pues la resistencia al agua es pobre.
  • Efectos secundarios: Se pega a la ropa al rozar con ella. Al transcurrir el tiempo puede desprender polvo.
  • Precauciones: Es altamente corrosiva y puede causar quemaduras.

 

Pinturas de base

Sirven de base para pintar sobre ellas con las pinturas finales. Cubren mínimamente huecos, espacios rústicos o imperfecciones que la superficie pueda tener, mejorando también la fijación.